¡Estoy enojado Papá!

Regresaste a casa después de muchos días de estar fuera. Cuando llegaste yo jugaba con mis carritos, pero estaba muy enojado.

Hoy tuve mi presentación de arte en la escuela. Mi maestra escogió mi dibujo para enseñarlo a todos los papás. Yo me sentía muy contento, pero al buscar entre el público solo vi a Mamá, como siempre. Pero ¡yo quería verte a tí Papá!. Me habías dicho que harías lo posible por estar, pero no llegaste. Quería enseñarte mi dibujo, quería que lo vieras y te sintieras orgulloso de mí.

La semana pasada también te perdiste mi clase de natación, y cuando se me cayó el diente. No supiste del día que tuve pesadillas y cuando me corté el dedito con el papel al tratar de hacerte un dibujo. Mamá siempre me consuela y me dice que regresarás pronto, pero yo estoy enojado porque que tú siempre ¡te pierdes todo!.

no-estc3a1-arriba

Hoy me enojé con mamá en mi clase de arte, lloré mucho, y aunque quiso abrazarme yo no me dejé. Mas tarde, cuando llegaste a casa, yo seguía enojado. Quisiste llegar a abrazarme y a jugar conmigo. Siempre quieres jugar conmigo, y eso está muy bien, me gusta mucho. Pero también me gusta que seas mi Papá. Me gusta que sepas de mis ilusiones, de mis sueños, de mis miedos, de lo que sé y lo que quiero aprender. Quiero que estés conmigo en los momentos importantes. Tengo muchos amigos en la escuela Papá, no necesito un amiguito más para jugar, pero sí necesito a mi Papá.

Mamá dice que el tiempo pasa muy rápido, que pronto ya no querré dormir con ella, que pronto ya no me podrá cargar, ni vestir y que tendré que enfrentar la vida solito. Aprendo mucho de Mamá. Ella es tan fuerte y valiente, hace todo sola. Yo me pregunto si tú haces todo solo sin nosotros. Me pregunto si sabes eso del tiempo. Me pregunto si sabes que te estás perdiendo todo lo que ella dice, y si sabes lo triste que me pongo cuando no te veo. Me pregunto si es que tal vez no lo aprendiste de chiquito, eso de aprovechar el tiempo y de que todo pasa muy rápido. Tal vez no te lo enseñaron y por eso no lo sabes.

lonely_boy_by_maximusrated-d2ygwvp

Mamá dice que lo más importante es la familia, y que uno viene a este mundo a estar con las personas que quiere, que estamos aquí para ser felices, pero yo no le creo. Si eso fuera verdad tú estarías conmigo. Cuando te vas, dices que te vas por trabajo, pero lo que me enseñas con eso, es que el trabajo es más importante que yo. Cuando llegas, y solo quieres jugar conmigo y no me escuchas, me enseñas que mis sentimientos y pensamientos no son importantes, y que, lo mejor es solo jugar. Así, me haces reír sin realmente tomarme en cuenta, tan solo dejas pasar el tiempo hasta que tienes que irte de nuevo. Pero yo lo que quiero es que me conozcas Papá, que sepas quién soy y cómo me siento. Que me guíes y me hagas sentir seguro.

Hoy me enojé contigo Papá, porque llegaste sonriente y divertido sin saber lo que me había pasado. Me enojé cuando quisiste hacerme una broma sin considerar mis sentimientos, cuando quisiste abrazarme sin consolarme antes. Y entonces te enojaste conmigo, me dijiste que soy un niño berrinchudo y un mal criado. Que necesito mano dura, y que Mamá no me educa bien. Yo empecé a llorar, Mamá trató de defenderme, de explicarte lo que pasaba, pero le hablaste feo y te fuiste muy enojado. Tu siempre has dicho que los problemas hay que evitarlos, y que cuando alguien se enoja hay que ignorarlo.

Te fuiste de nuevo Papá y no viste mi dibujo, era sobre ti. Te pinte con muchos colores, te dibujé una sonrisa grande y estabas parado junto a mí tomando mi mano. Pero no lo viste, te fuiste de nuevo y yo me quedé sintiéndome solito sin tí.

Por la noche, después de tomar mi lechita, me acosté como siempre junto a Mamá. Ya no estaba enojado, ya solo me sentía triste. Entonces, me imaginé que ya era grande como tú. Me imaginé que era Papá como tú, y que tenía un hijo como yo. Le prometí, que yo no lo dejaré solito en su clase de natación o en su clase de arte. Me prometí, que cuando yo trabaje, será solo para poder estar más con mi familia y para ser felices, y que ningún trabajo será más importante que ninguna persona que yo ame. Me abracé de Mamá como todas las noches, y pensé, que tal vez cuando regreses ya estaré muy grande, y que tal vez, ya no querré abrazarme a tí.

 

Carla Gamboa

Marzo 2016

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s